© 2017 de PRANA Holística

Política de privacidad

Este tratado de mística formado por cuatro libritos, nos guía a través de diversos pensamientos y meditaciones hacia l figura de Cristo. Fue escrito hace más de 500 años, por el monje alemán Tomás de Kempis y aunque sus destinatarios eran los monjes de principios del Siglo XV, ha servido de alimento espiritual a multitud de cristianos a lo largo de más de cinco siglos. Hasta tal punto, que es el libro más vendido y del que más ediciones se han hecho, después de la Biblia, ya que se tienen registradas unas 3100 ediciones hasta hoy en día, y en casi todos los idiomas. Su autor, defiende el estudio de los textos fundamentales de la Cristiandad para llegar a una relación directa e interna con Dios. En aquella época muchos cristianos deseaban la reforma de la Iglesia Católica, para que volviera a ser más fervorosa y más santa, pero Tomás de Kempis sintió que el primer paso para reformar la Iglesia, era empezar cada uno por sí mismo y así luego toda la Iglesia se iría reformando poco a poco. Por este motivo el autor empleó la mayor parte de su tiempo en la oración, la meditación y la lectura de libros cristianos, para lograr su desarrollo espiritual, junto a otras personas que lo acompañaron. La presente edición recoge la traducción del latín, su idioma original, hecha por el padre Eusebio Nieremberg, español y perteneciente a la Compañía de Jesús. De padre tirolésy madre bávara, que vinieron a España con el séquito de María de Austria, la hija de Carlos V; era especialmente ecléctico y de mente abierta, por lo que ha sabido expresar en castellano con acierto y sin prejuicios las ideas del autor. Su nombre verdadero era Thomas Hemerken, pero como nació en la ciudad de Kempen, al noroeste de Colonia, en Alemania, pasó a ser conocido como Tomás de Kempis. Su hermano mayor Juan, que fue enviado a estudiar por sus padres a la ciudad holandesa de Deventer, donde se hizo monje agustino, fue de gran influencia en su vida ya que terminó ingresando en un convento en Zwolle donde su hermano había llegado a Prior. Allí, trabajó como copista, lo que suponía una de las ocupaciones de los monjes de la época, pues aún no se había inventado la imprenta y perteneció a la Asociación de los Hermanos de la Vida Común, donde pasaba su tiempo entre ejercicios de devoción, la composición de obras y la lectura. Sus escritos son de carácter

Los quatro libros de la imitación de Christo, y menosprecio del mundo

$320.00Precio